Comer bien y evitar atracones en fiestas de Navidad

Llegando a fin de año, es muy común que la euforia del espíritu navideño y de recibir un nuevo año nos invada, nuestra vida social se hace más intensa y todo es motivo de brindis, celebraciones, compromisos con compañeros de trabajo o amigos y las interminables cenas familiares. Sin darnos cuenta sobrecargamos así al estómago desde semanas antes a las fiestas.
La acidez, flatulencias, abdomen hinchado, pesadez de estómago, digestión lenta, dolores de cabeza, hipertensión arterial, elevación de los niveles de colesterol y triglicéridos, trastornos cardiovasculares se hacen comunes debido a los molestos trastornos digestivos provocados por atracones y como consecuencia de la gran cantidad de mezclas de grasas y alcohol que ingerimos.
comer bien y evitar atracones en fiestas de Navidad
¿Sabe cómo comer bien para no tener atracones?
El tipo de alimentos, las combinaciones entre ellos, el momento del día y hasta el orden, influyen en su digestión. Sabiendo algunos pequeños trucos no sólo conseguirá contrarrestar los efectos de las típicas comidas y celebraciones navideñas, sino seguir una dieta sana, equilibrada, ligera y beneficiosa para tu estómago. Aprenda a diseñar bien sus menús navideños teniendo en cuenta que cada alimento tiene nutrientes que necesitan de una serie de enzimas para ser digerido. Como despacio y no repita.
Los citados canapés, frutos secos, salmón ahumado, embutidos, quesos, etc. tienen un alto contenido calórico lo ideal es que los tomes como plato único, por ejemplo, en los típicos cócteles o celebraciones de trabajo, te limites simplemente a probarlos o los dejes para hacer un ligero tentempié a media mañana o como merienda.
Controle el pan, puedes tomar una pequeña ración. En Navidad es fácil abusar del pan: en los canapés, con mantequilla, con patés, con la comida. No renuncie a ellos pero procure tomar sólo un par o compensar después comiendo muy ligero.
En la mesa navideña es bueno que las familias traten de variar las comidas, ofreciendo además de los platos tradicionales alimentos saludables con los cuales acompañarlos. Hay que tener en cuenta que los platos asados serán más saludables que los fritos.
Procure no mezclar demasiados hidratos de carbono con demasiadas proteínas (cordero, besugo, marisco, pollo). Juntos, estos dos tipos de alimentos le suponen un tremendo esfuerzo digestivo a tu estómago, lo que se traduce en pesadez, dolor abdominal, gases, ardores y demasiadas calorías.
Comience cada comida con una ensalada a base de vegetales frescos, que preparan el estómago y lo estimulan para recibir alimentos más pesados. La fruta fresca también es una buena opción para preparar a tu estómago para el proceso digestivo; si en las comidas o las cenas no te apetece empezar con fruta, hazlo en el desayuno para comenzar el día con el estómago en buena forma.
Es fácil preparar una gran ensalada de primero o poner diferentes tipos de vegetales como entrantes (espárragos blancos, pimientos asados, escalibada, remolacha) y luego un plato principal a base de proteínas (carne, pescado, huevos...).
No acompañe sus menús con patatas o arroz, sino de guarniciones con ensaladas ligeras (lechuga, tomate, cebolla, maíz, brotes de soja, zanahoria rallada) verduras cocidas al vapor, al horno o asadas rehogadas, asadas o a la plancha (brócoli, coliflor, calabaza, parrillada de verduras). Puedes utilizar especias, hierbas, mostaza, limón. Sustituya parte de las carnes grasas por cortes de carnes magras, pescado, mariscos, tofu, calamares, mejillones, pechuga de pollo o pavo sin piel, evite la mantequilla, la margarina y la manteca, prefiera aceite de oliva o vegetales y lácteos descremados, verduras y frutas.
Lo ideal, es comer una fruta antes del almuerzo o cena, ya que las enzimas de la fruta preparan los jugos del estómago para digerir alimentos más pesados, como proteínas e hidratos de carbono. Frutas como la piña o la papaya son especialmente digestivas, pero aún así, te sentarán mejor antes de comer.
Como postre, lo más digestivo es tomar una infusión ya que te ayudarán a la digestión y a eliminar toxinas, otra opción es un yogur, una manzana asada o compota de manzana sin azúcar.
Acompañe sus comidas con agua o zumos -jugos- naturales sin azúcar, modere el consumo de alcohol, una copa de vino o de vino espumoso para los brindis no nos hará mal, pero los excesos alcohólicos conllevan gran contenido calórico y fuertes subidas de azúcar pudiendo derivar en cuadros graves de intoxicación etílica.
dulces navideños
Una buena alternativa a los dulces de Navidad es hacerlos en casa, así podrás utilizar ingredientes sanos, nutritivos y mucho menos calóricos. Lo ideal es sustituir el azúcar blanco, que sólo aporta calorías, por azúcar integral, miel, u otro azúcar más natural. Incorpora en la bandeja de navidad frutos secos naturales, fruta fresca, chocolate negro...que tienen menos calorías y aportan nutrientes.
Por supuesto, no debemos de abandonar el hábito de seguir realizando actividad física, así las calorías no se acumularán en el organismo y facilitaremos al aparato digestivo a realizar la digestión. Es importante hidratarse bien, recuperar vitaminas, eliminar toxinas, exceso de grasas, de ácido úrico, exceso de peso y hasta de pesimismo.
Limpiarte por dentro, es una de las mejores terapias antienvejecimiento y permitirá descansar a tu estómago, hígado y riñones. Lo ideal es al día siguiente depurar el organismo con una dieta a base de zumos naturales, caldos desgrasados, agua e infusiones depurativas, fruta fresca sobre todo de alto contenido en vitamina C, como las naranjas, fresas, kiwis, uvas y fresas son ideales. Evite el café, alcohol, azúcar y el tabaco.

Detrás de las consultas por indigestiones, en estas fechas se disparan también las motivadas por intoxicaciones alimentarias producidas por alimentos en mal estado, principalmente pescados y mariscos. Este tipo de intoxicaciones suelen ser graves y, en la mayoría de los casos, requieren hospitalización. Para prevenir estas situaciones, se recomienda adquirir alimentos frescos de primera calidad y en caso de recurrir a los congelados, respetar siempre las pautas de congelación y descongelación. Asegúrese que los alimentos hayan sido preparados con mucha higiene, porque una indigestión o problema estomacal le arruina las fiestas a cualquiera.

Recuerde que la idea no es privarse, sino cuidarse y comer con moderación usando el sentido común y la cautela en la mesa.
COMPRA EN:


Xatea  400x267 contactos
Midseasonsales250x250

1 comentario:

  1. Hola chicos, el articulo que han publicado es muy bueno, pues dan consejos para comer sanamente, y evitar los atracones que son muy comunes en esta época. Les envío saludos y ¡felices fiestas decembrinas! BESOS.

    ResponderEliminar