La depresión, una crisis mundial. Cómo cuidarse de la depresión. Tratamientos

Hoy 10 de octubre Día Mundial de la Salud Mental se sensibiliza al público acerca de los problemas de salud mental y se fomenta el debate sobre los trastornos mentales y las inversiones en servicios de prevención, promoción y tratamiento. Tras el comienzo de la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental en 1992 cada año se elige un tema y se distribuye material de educación por parte de la FMSM. En este 20 aniversario se ha elegido a la depresión como tema central "La depresión, una crisis mundial". La depresión puede afectar a cualquiera y es una de las enfermedades de mas amplia distribución, pudiendo coexistir con otras enfermedades severas. De acuerdo a la OMS, los trastornos depresivos unipolares ocuparon el tercer lugar en la causa de carga global de enfermedad en 2004 y llegarán al primer lugar en 2030.
La Federación Mundial de Salud Mental inició en 1992 la celebración del Día Mundial de la Salud Mental y en este 20 Aniversario del Dia Mundial de la Salud Mental (DMSM) se hace un homenaje al fundador de la fecha, Richard Hunter. La meta inmediata del proyecto era atraer atención hacia la salud mental como una causa común a todos los pueblos mas allá de los limites nacionales, culturales, políticos o socioeconómicos. La meta a mayor plazo era establecer paridad entre la salud mental y la física en las prioridades nacionales de salud y servicios.
La depresión afecta a más de 350 millones de personas de todas las edades y en todas las comunidades, y contribuye de modo significativo a la carga mundial de morbilidad.
La depresión afecta a todos sin distinción étnica, racial, geográfica o socio económica. Tiene repercusión económica significativa debido a la perdida de la habilidad para llevar a cabo las tareas habituales. La depresión no tratada puede ser causa de peligrosidad para si mismo o para terceros y llevar potencialmente al suicidio.
Se dispone de tratamientos eficaces contra la depresión, pero el acceso a ellos es problemático en la mayoría de los países, y en algunos solo lo reciben menos del 10% las personas que lo precisan. Imagen cuadro de Vang Gogh:
La depresión tratamientos
¿Qué es la depresión?
La depresión es una enfermedad mental común que se presenta con animo en menos, perdida de interés o placer, energía disminuida, sentimientos de culpa o baja autoestima, alteraciones de sueño o apetito, y mala concentración. A menudo, la depresión se presenta con síntomas de ansiedad. Estos trastornos pueden volverse crónicos o recurrentes y llevar a importantes fallas en la habilidad de un individuo para llevar a cabo sus tareas diarias. En casos severos, puede llevar al suicidio. Se pierden casi un millón de vidas al año por suicidio, lo cual se traduce como 3000 suicidios por día. Por cada suicida, hay 20 o mas que intentan terminar con su vida (OMS,2012).
Hay muchas formas de depresión. La diferencia a resaltar es la presencia o no de antecedentes de episodios de manía.
Los episodios depresivos cursan con síntomas tales como el animo en menos, perdida de interés y placer, y aumento de la fatigabilidad. Según el número y la severidad de los síntomas, puede clasificarse como leve, moderado o severo. Alguien con un episodio leve tendrá alguna dificultad para seguir adelante con su trabajo y actividades sociales pero no dejará de funcionar completamente. Pero durante un episodio severo, es muy poco probable que la persona pueda continuar con sus actividades sociales, laborales o domesticas.
El trastorno afectivo bipolar se caracteriza por episodios maníacos y depresivos separados por periodos de animo normal. Los episodios maníacos cursan con exaltación del humor y aumento de la sensación de energía, lo cual lleva a hiperactividad, verborragia y disminución de la necesidad de sueño.
La depresión es causa de incapacidad para hombres y mujeres, pero es un 50% mayor en la mujeres (OMS 2008). De hecho, la depresión es la causa principal de carga de enfermedad para las mujeres tanto en países de alto nivel de ingresos como el los de niveles medio o bajo (OMS, 2008). (Entre dos y cuatro de cada diez madres de países en desarrollo sufren de depresión durante el embarazo o postparto). La investigación en los países en vías de desarrollo sugiere que la depresión en las madres puede ser un factor de riesgo para retraso del crecimiento en los niños pequeños (Rahman et al, 2008). Este factor de riesgo puede significar que la salud mental materna en los países de bajos ingresos puede tener influencia importante en el crecimiento durante la niñez, afectando de este modo la depresión no solo a la generación actual sino también a la siguiente.
La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. Hay relaciones entre la depresión y la salud física (las enfermedades cardiovasculares pueden producir depresión, y viceversa).
Manejo de la depresión:
La depresión es un trastorno que puede ser diagnosticado y tratado en forma confiable en atención primaria. Como se ha delineado en la Guia de Intervencion OMS mhGAP, la mejor opción de tratamiento consiste en apoyo psicosocial básico combinado con medicación antidepresiva o psicoterapia, tales como terapia cognitivo comportamental, psicoterapia interpersonal, o tratamientos enfocado en la resolución de problemas. Los antidepresivos (tratamiento farmacológico) y formas breves y estructuradas de psicoterapia son efectivos. Los antidepresivos pueden ser muy efectivos para la depresión moderada a severa pero no son el tratamiento de primera línea para la depresión leve o subumbral. Como estrategia coadyuvante a la atención del especialista o del médico de atención primaria, la autoayuda es un abordaje importante para ayudar a las personas con depresión.
Estrategias innovadoras tales como los libros de autoayuda o los programas de autoayuda basados en internet han demostrado ayuda para reducir o tratar la depresión en muchos estudios en países occidentales (Andrews et al, 2011).
Cómo cuidarse de la depresión a si mismo:
La depresión es real. Es una enfermedad del cerebro que en general requiere alguna forma de tratamiento. Es importante que se reconozca esto, que se tome la enfermedad en serio, y cuidarse bien a si mismo.
La depresión puede volver difícil aún lo más simple de cada día. Hay algunas cosas que se pueden hacer para sentirse mejor, aunque sea en forma leve:
Hacer algo de ejercicio diariamente. El ejercicio es bueno para la salud mental y física. Establecer una rutina regular de ejercicio ayudara a mantener un peso saludable y reducirá el nivel de estrés, lo cual es importante para quienes sufren de depresión.
*Intente alimentarse en forma balanceada todos los días. Una dieta saludable que incluya granos integrales, fruta y verduras frescas, proteína, y poca grasa, ayudara a mantener la salud.
Hay muchas técnicas de relajación para disminuir el estrés, como la meditación y la respiración profunda, que también son de ayuda en la depresión y están ampliamente disponibles en todo el mundo, siendo además de bajo costo.
Mantener hábitos saludables de sueño. Tenga una rutina que garantice suficiente sueño, que no sea tampoco excesivo.
Evitar y reducir el estrés. El estrés tanto en el trabajo como en el hogar pueden aumentar sus síntomas.
Mantener horarios predecibles y manejables. Dialogue en forma abierta con los miembros de su familia y seres queridos para tenerlos al tanto de lo que esta pasando en su vida, a fin de facilitar un mejor relacionamiento y obtener apoyo.
Limite o abandone el consumo o abuso de alcohol y sustancias psicoactivas. Pueden empeorar sus síntomas o interferir con la medicación.
Tenga una rutina diaria. Organizar y planificar su día le ayudará a manejar sus tareas. Use una agenda y un calendario mensual.
Otros de los consejos es que tenga paciencia consigo mismo. Hasta las tareas más simples pueden parecer imposibles a alguien con depresión.
Si no encuentra energía para salir a caminar hoy, tome un poco de aire fresco afuera de su vivienda. Si no puede prepararse una comida saludable, coma una fruta. Si no puede conciliar el sueño, considere aprender meditación u otras técnicas de relajación. Si tiene demasiado sueño durante el día, busque estrategias para no permanecer tanto tiempo en la cama. Esto no hará que la depresión desaparezca pero volverá más sencillo su día.
cómo cuidarse de la depresión consejos
Buscar apoyos:
Una buena red de familiares y amigos pueden marcar la diferencia para alguien deprimido. Busque a sus amigos y familiares así como a organizaciones locales para que le brinden ayuda.
Los grupos de apoyo con pares, o sea los encuentros con otras personas deprimidas puede ser de ayuda para algunas personas. Estos grupos si están bien organizados brindan insight sobre el afrontamiento diario del trastorno.
Organizaciones de salud mental pueden ayudar brindando información y recursos en muchos temas, desde la búsqueda de proveedores de servicios de salud mental a la solución de problemas de seguros de salud o temas de empleo.
Desarrollado por Marina Marcus, Taghy Yasamy, Mark van Ommeren, Dan Chisholm y Shekhar Saxena OMSDepartamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias.
Puede descargar en pdf el material de educación sobre la depresión (Día Mundial de la Salud Mental 2012) facilitado por WFMH (WORLD MENTAL HEALTH DAY PROJECT. A Global Mental Health Education Campaign of the World Federation for Mental Health). Se puede encontrar más información como por ejemplo: La depresión como consecuencia de la crisis económica...
Es importante diferenciar la tristeza normal de la depresión. Todos podemos estar triste en algún momento pero la verdadera depresión es una situación clínica. Frente a eventos adversos tales como la muerte de un familiar, la humillación (especialmente en algunas culturas), la desilusión, la perdida de estatus social, y las perdidas económicas, se espera una respuesta psicológica que es, por supuesto, normal. Seria anormal la ausencia de respuesta como sucede con la apatía que a menudo se ve en pacientes con esquizofrenia y en algunos pacientes con trastornos de la personalidad. (Christodoulou et al 2000).
Por lo tanto es importante diferenciar una respuesta ‘adaptativa’ de una respuesta ‘disfuncional’ a un evento vital adverso, aun cuando a veces es difícil hacerlo (Maj, 2011).
La depresión no es un signo de debilidad personal. Es extremadamente importante pedir ayuda. Sin tratamiento, los síntomas pueden durar semanas, meses, o años. Es un trastorno que impide a las personas llevar adelante su vida normal, mantener su trabajo, concurrir a clase o hacer otras actividades normales.
Tanto la tristeza como la depresión son esperables en los periodos de crisis económicas. En el primero de los casos, se necesitan programas activos de mercado laboral, apoyo familiar, solidaridad y apoyo psicológico. En el caso de la depresión, se necesita además tratamiento.
La campaña de OMS incluye información y un vídeo sobre "el perro negro de la depresión". Vídeo de Youtube "World Mental Health Day - focus on depression (PSA)":

COMPRA EN:


Midseasonsales250x250

No hay comentarios:

Publicar un comentario